Equiocio 2015 - Ricardo Pérez Lama

Equiocio cerró sus puertas tras la “mejor edición” de su historia

Lama y Asociados.

Eurosport.

Ferrol, 28 mar (EFE).- La decimonovena edición del Salón del Caballo “Equiocio” cerró ayer sus puertas en el recinto ferial de Punta Arnela, en Ferrol, tras la “mejor edición” de su historia, con más de 41.000 visitantes, tal y como asegura a Efe uno de los responsables, Federico Pérez Lago.

La feria abrió al público el pasado jueves y se alargó hasta el domingo con dos partes bien diferenciadas: por un lado, las actividades lúdicas y familiares, y por otro, el apartado deportivo, con la celebración del XXV Concurso Nacional de Saltos de Ferrol, un cuatro estrellas que contó con más de 200 participantes.

El concurso hípico fue, como era de esperar, el punto “más destacado”, apunta Pérez Lago, quien valora el “gran nivel” de los jinetes llegados desde todos los puntos de España y, asimismo, la valía de los cuatro participantes de Portugal, que “brillaron sobre la pista”.

Uno de los lusos, Ricardo Gil, a lomos de ‘Zuchero’, se llevó el Gran Premio Concello de Ferrol, el más importante de todos los disputados, y se convirtió en el primer jinete que conseguía un segundo triunfo con el mismo caballo, después de haber vencido ya en 2012 -también ganó en 2011, pero con ‘Venus C’-.

Desde la organización destacan la “gran expectación” alrededor de los concursos de saltos, pero también la “curiosidad” que despertó la jornada del jueves, en la que se pudieron ver modalidades autóctonas como la andadura, los enganches y la doma, que reunieron multitud de público.

“Se ha constatado que en Ferrol existe una afición por la hípica consolidada”, señala Pérez Lago, para el que los más de 40.000 espectadores son “un gran mérito” y “un dato enorme”, teniendo en cuenta, subraya, el “temporal tremendo” que vivió la ciudad durante los días de competición.

Una vez más se hicieron coincidir las fechas del salón con las de Semana Santa, por lo que “Equiocio” se incorporó como una actividad a mayores de las religiosas y estrictamente turísticas programadas, de manera que la ciudad mostró un aspecto diferente al del resto del año.

Resalta Pérez Lago que la gente “alucinó con Ferrol” en los días pasados, motivo por el que no duda en mantener el evento en las fechas festivas como “ejercicio de seguridad”.

Por otro lado, en la edición de este año destacó el novedoso uso que se le dio al pabellón de entrada al recinto, con actos solidarias -tuvieron su stand varias oenegés- y también actividades para la familia, como yoga, ballet o bailes de salón, que se sumaron a otras muchas para niños desarrolladas en otras dependencias de las mismas instalaciones.

El responsable de Equiocio, junto a su hermana Ana Pérez Lago y al abogado Ricardo Pérez Lama, aguarda que “todos se sigan implicando en el esfuerzo por mantener el salón”, después de haber quedado “encantado” con las ayudas públicas y privadas para el evento de este año.