El Juzgado anula un acuerdo del gobierno de Mugardos que denegaba una licencia

Ana Fernández Berini. Lama y Asociados

La Voz de Galicia. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Ferrol ha dado la razón, en parte, a los promotores de la rehabilitación de un edificio situado en el casco antiguo de la villa. En concreto, la sentencia obliga al Concello local a dar respuesta a la petición formulada por el estudio de arquitectura Xcala, S. L. L., aunque el juez no entra en el fondo del asunto.

En realidad, los promotores, que estuvieron asesorados por el despacho Pérez Lama&Asociados, ya habían recibido una negativa por respuesta a su primer proyecto, si bien presentaron un segundo y es a éste al que se refiere la sentencia del juez de Ferrol, porque no tuvo respuesta.

El estudio de arquitectura había presentado su petición de licencia en abril del 2008. Correspondía al edificio situado en el número 4 del Cantón de Cora y se pretende la rehabilitación del inmueble para construir siete viviendas y trasteros.

El Concello de Mugardos, por acuerdo del 18 de junio del 2009, decidió informar desfavorablemente la viabilidad de la licencia de obras solicitada. La junta de gobierno había resuelto negativamente a la vista de un informe desfavorable a la licencia de la arquitecta municipal de fecha de mayo del 2009. Se indicaba que el edificio tiene calificación de suelo urbano de casco antiguo y añadía que el inmueble se encuentra fuera de ordenación. El proyecto básico presentado contemplaba la rehabilitación del edificio con reestructuración, tras el vaciado de la edificación, con demolición en parte interior. Sugiere la autoridad municipal que se alteraría la fachada posterior de la casa al elimiar el patio trasero, con parte de fachada, dice.

Recuerda que las obras permitidas en estos casos, según la ordenanza correspondiente, son obras parciales de consolidación consistentes en el mantenimiento o sustitución parcial o total de algún elemento estructural con aportación de elementos nuevos con diseño o naturaleza igual o diferentes a los sustituidos, pero respetando la organizaicón espacial, la tipología estructural y la composición exterior de la envolvente del edificio.

El vaciado

Se muestra contrario por el vaciado implicaría una reestructuración. Se permitiría manteniendo el interior, aunque sí puede hacerse reformas en el núcleo de escaleras siempre que se conosolide el resto de la estructura horizontla y vertical y no se altere la fachaza.

La cuestión está en que los promotores presentaron un proyecto modificado, tras le negativa, que no fue resuelto por la autoridad municipal. El juez dice ahora que no se entiende la denegación (es decir, silencio: denegación) toda vez que los servicios municipales no realizaron el análisis del nuevo proyecto presentado o se dieron, por parte del Concello, «argumentos artificiosos», dice la sentencia, para justificar que no se ha realizado el referido análisis del nuevo proyecto. Por ello, resuelve que debe pronunciarse.