Europa Press

La Asociación Clara Campoamor recurrirá “cualquier petición de libertad” de los padres de Asunta para acelerar el juicio

Ricardo Pérez Lama y Rocío Beceiro González. Lama y Asociados.

Europa Press.

Aseguran que “Asunta no tiene a nadie” y afirman que es la “primera vez” que ningún familiar se pone en contacto con ellos para esclarecer el caso

La Asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular en el caso por la muerte de Asunta Basterra, confía en que la instrucción esté concluida a finales de este mes y ha anunciado que recurrirá “cualquier petición de libertad” de los dos imputados, padres de la niña, con el objetivo de acelerar la celebración del juicio.

Así lo ha señalado la presidenta de la Asociación, Blanca Estrella, que ha participado en una rueda de prensa en Santiago de Compostela sobre el caso en compañía del delegado en Galicia de la asociación y letrado, Ricardo Pérez Lama, y de la abogada Rocío Beceiro.

Blanca Estrella ha señalado que “una instrucción cerrada” con los imputados en la cárcel “es más corta en el tiempo” a la hora de fijar juicio. “Tenemos la idea de que el juicio se pueda celebrar pronto”, ha indicado Estrella, al tiempo que ha señalado que “si los ponen en libertad, los tribunales se lo toman con más calma”.

Al mismo tiempo, ha advertido de que los padres de la menor son “personas con recursos” y que “podría pasar que el día del juicio no aparezcan” y ha confiado en que finalmente “vayan desde la cárcel al juicio”.

INSTRUCCIÓN “A PUNTO DE CONCLUIR”

El abogado Ricardo Pérez Lama ha indicado que la instrucción del caso, pendiente de unos informes, está “a punto de concluir” y que podría estar terminada a finales de este mes de mayo o principios de junio.

Con ello, estiman, el juicio se celebrará “pronto”, posiblemente “a la vuelta del verano, en el mes de septiembre”. En este sentido, Pérez Lama ha felicitado a los instructores del caso por haber analizado un suceso “tan complejo” en “ocho meses” y “siguiendo todas las líneas de investigación”.

Rocío Beceiro ha apuntado que se espera en las próximas semanas la recepción de los últimos informes, uno con el volcado del teléfono de Asunta y otro con las llamadas entrantes y salientes de la casa de Rosario Porto en Montouto desde el 1 al 25 de septiembre de 2013.

LA ASOCIACIÓN “NO HA DESCARTADO NADA”

Blanca Estrella ha garantizado el trabajo exhaustivo de la acusación popular en este caso y ha explicado que la asociación “no ha descartado nada desde el principio”.

En este sentido, ha recordado que tomaron la decisión de “imputar” al hombre cuyo perfil genético se correspondía con una muestra hallada en la camiseta de Asunta, “cuando había que imputarlo” y “era necesario para investigar esta cuestión hasta el final”.

Así, y aunque han considerado la instrucción “impecable”, la asociación ha considerado “insuficiente” el trabajo realizado desde este ámbito para aclarar el origen del semen, motivo por el que ellos mismos aportaron un informe pericial que apunta a una contaminación.

“Si tuviésemos la más mínima duda, este hombre se sentaría en el banquillo de los acusados”, ha señalado Pérez Lama, al tiempo que ha asegurado que “la única mano negra” en este caso –en referencia a palabras de la defensa de Rosario Porto– “es la que asesinó a Asunta”.

Pérez Lama ha defendido el informe realizado de forma gratuita por dos catedráticos de la Universidade de A Coruña a petición de la acusación, y que señalan a la tijera como posible foco de contaminación de la camiseta de la menor. En este sentido, ha garantizado que este informe “impecable” es el que “despenaliza por completo” al que fue en su momento tercer imputado del caso.

ASUNTA “NO TIENE A NADIE”

En el transcurso de la rueda de prensa, Blanca Estrella ha lamentado que ningún familiar de la niña se haya puesto en contacto con la asociación para interesarse por la evolución del caso o haya ejercido una acusación particular para esclarecer su fallecimiento.

“Asunta no tiene a nadie más que a la Asociación Clara Campoamor”, ha señalado Blanca Estrella, que ha asegurado que es la “primera vez” en sus más de 30 años de trabajo en España que se encuentran con un “drama” como este.

“Nadie llama para preguntar como va el caso, nadie de la familia nos pide ayuda. ¿Donde está toda esa gente que estaba en el tanatorio?”, ha cuestionado la presidenta de la entidad.