Ricardo Pérez Lama - Lama y Asociados - Abogados

Aesan dota a provisiones 509.500 euros por demanda afectados mal vacas locas. Ricardo Pérez Lama, abogado de la familia Fanjul.

Madrid, 24 ago (EFE).- La Agencia de Seguridad Alimentaria (Aesan) ha dotado a provisiones 509.500 euros por la demanda que la familia Fanjul -dos de sus miembros fallecieron por la enfermedad Creutzfeldt-Jakob, variante humana del mal de las “vacas locas”- interpuso contra el Estado y la Junta de Castilla y León.

La Aesan ha hecho esta dotación con cargo al ejercicio 2009, según figura en las cuentas de la Agencia que ha publicado el Boletín Oficial de Estado (BOE) en su edición del 23 de agosto. En las bases de presentación de las cuentas, detalla que esta provisión se realiza para “hacer frente a responsabilidades cuando existe una alta probabilidad de incurrir en obligaciones como consecuencia de litigios en curso, con base en cualquier caso, en el correspondiente informe del Servicio Jurídico”.

El abogado de la familia Fanjul, Ricardo Pérez Lama, ha indicado a Efe que en la reclamación patrimonial los familiares de José Emilio Fanjul y Sagrario Terrado -hijo y madre que fallecieron tras haber contraído ambos esta enfermedad, supuestamente por consumo de carne afectada con encefalopatía espongiforme bovina- solicitan una indemnización de 600.000 euros.

Pérez Lama ha indicado que a la demanda, que se presentó por vía contencioso administrativo el pasado 3 de mayo, se han opuesto tanto el Estado como la Junta de Castilla y León, quienes han alegado cuestiones sobre la procedencia de la carne que consumieron los fallecidos y otras relativas al “estado de la ciencia en ese momento”.

En la actualidad, el proceso se encuentra en trámite de proposición y práctica de pruebas, ha asegurado Pérez Lama, que no ha desvelado cuáles propondrá.

La Unión Europea confirmó el pasado julio, tras detectarse el segundo caso en Italia, que desde 1996 se han diagnosticado 217 casos de personas con la enfermedad de Creutzfetldt-Jacob (cinco en España) la variante humana del mal de las “vacas locas”.EFE